S.O.S Mujer

Claves para que tus trajes de baño se conserven por más tiempo

El sol, la arena, la sal, el cloro, los protectores y hasta el sudor afectan el estado de nuestros trajes de baño. Aunque con los usos el desgaste sea inevitable, hay ciertas cuidados que podés seguir para que se conserven en buen estado por más de tiempo.

ESTRENO.
Antes de usarlo por primera vez, la revista Hola recomienda dejar la prenda en remojo con un poco de vinagre o agua con sal para se fijen los colores y dure más tiempo. Además, enjuagarla también previene infecciones vaginales.

MOJARLO ANTES DE CADA USO.
“Puede parecer una locura, pero los trajes de baño absorben el primer líquido con el que entran en contacto, así que si querés evitar maltratarlo, antes de entrar a la pileta, tomá una rápida ducha con agua fría usando el traje. Este método evitará la absorción de cloro”, asegura una publicación de InStyle México.

LAVADO.
Lo más recomendable para conservar la prenda es que lo lavarla a mano con agua fría (la caliente debilita el tejido y si es mayormente lycra, lo puede encojer) con un jabón neutro para eliminar las partículas de cloro, salitre o protector solar. Precaución: jamás dejes trajes de baño en remojo.

SECADO.
La mejor forma de secar la ropa de baño es al aire libre y a la sombra. El sol es uno de los grandes enemigos de los trajes de baños ya que, poco a poco, los rayos van aclarando y debilitando el color. Tip extra: dalo vuelta para protegerlo más.
Apoya la enteriza o bikini sobre una superficie lisa para que no se deforme. Si vas a colgarlos, asegurate que las pinzas o la soga no dejen marcas sobre el tejido.

GUARDADO.
En caso de que tengas que quitarte el traje de baño y cargarlo con vos, tené en cuenta 2 pasos fundamentales.

  1. Deshacete del agua sin escurrirlo. De esta manera se deforma la prenda y si además tiene detalles estampados o bordados podrían perjudicarse en la torsión.
  2. Envolvelo en una toalla y evitá utilizar bolsas de plástico.

Al guardarlo en el placard, asegurate de que esté bien seco. La humedad facilita la proliferación de hongos y puede provocar olor desagradable en los tejidos, según explica ABC.es.

CUIDADOS EXTRAS.
El borde rasposo de la pileta puede estropear la tela. Además de tener cuidado al salir, lo ideal es que cuando estés afuera también procures sentarte sobre una manta o toalla.

También se debe tener cuidado a la hora de aplicar el protector o bronceador para evitar dejar manchas WOMAN’S HEALTH recomienda colocarlos sobre cuerpo desnudo así evitamos que se manchen las prendas.

ROTÁ LA MALLA.
Entre más veces uses la misma prenda, obviamente más rápido se maltratará. Lo ideal es no utilizar el mismo todos los días, sino rotar el modelo. Además si es de baja calidad irá perdiendo su forma y durará menos tiempo.

GUARDADO FINAL.
¿Querés encontrarlo en buen estado el verano siguiente? Lavalo a mano con agua tibia y después darle un segundo lavado en el lavarropas con un ciclo para prendas delicadas, metido en una bolsa de tela, y sin suavizante . Una vez que esté bien seco, guardalo en una bolsa con cierre hermético o de tela suave para proteger la prenda de la humedad.

Somos un staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para las mujeres: desde belleza, moda, salud, sexo, astrología, DIY, fitness y tutoriales. Somos mujeres, somos comunidad.

ÚLTIMAS NOTAS