S.O.S Mujer

Masajes ayurvédicos: el contacto que sana

Como toda propuesta de esta antigua ciencia de curación de la India, trabajan a nivel cuerpo-mente-alma.

Se dice que los Dioses otorgaron la sabiduría Ayurvédica al observar que la gente se enfocaba en la espiritualidad pero dejaba de lado su cuerpo. A través de esta medicina filosófica se busca que el Humano preste atención todas sus partes: cuerpo, mente, espíritu y alma, para así estar en equilibrio armonía y salud.

El masaje ayurvédico se realiza en todo el cuerpo con aceites esenciales tibios. Su misión principal es equilibrar a las personas y por eso cada sesión se personaliza según las características y necesidades de quien lo recibe.

SOS Mujer charló con Carla Santarelli, @elcontactosana en Instagram, una masajista nómade, como se autodefine porque viaja por el mundo “compartiendo y expandiendo esta herramienta de sanación”.

Momentos de gratitud

“Lo más hermoso del Ayurveda es que es una ciencia preventiva. Por supuesto que si hay problemas específicos se busca una solución, pero la idea es llevar a la persona a un nivel de bienestar y salud continuo, como para llegar a la vejez con dignidad”, explica Carla.

Sus sesiones tienen una duración de 60, 90 o 120 minutos y para potenciar su calidad utiliza solo productos orgánicos que va adquiriendo en cada uno de sus viajes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

MASAJES AYURVÉDICOS en Buenos Aires Turnos de 60, 90 y 120 minutos Consultas y turnos por mensaje privado

Una publicación compartida por Carla SG (@elcontactosana) el


Como el comienzo requiere conocerse, el paciente debe responder preguntas para que el masajista pueda identificar adónde esta el problema.

“A veces viene alguien que dice “necesito masajes RE fuertes” y yo pienso que necesita amor. Entonces la sesión termina siendo todo lo contrario a lo que la persona imaginaba en un primer momento pero finalmente logra conectarse con lo que realmente siente y necesita. Es maravilloso”, relata.

A diferencia de los masajes tradicionales, la propuesta aquí “es generar esa conexión profunda de amor propio, bienestar y reconectar con lo que necesita el corazón y no con lo que dice la cabeza”.

Esta premisa tiene como resultado entonces, los más variados efectos. “A veces los pacientes lloran sin saber qué les pasa y a veces reconocen que tenían un dolor anclado. Hay casos de gente que conectó con su cuerpo como nunca antes, también con el amor o la dulzura, o simplemente les hizo bien o destrabaron un problema físico”, agrega.

Mini bio

Carla Santarelli estudió en Italia e India, y se mueve por Buenos Aires, José Ignacio e Ibiza para hacer más accesible el Ayurveda. Desde su cuenta comparte sus hábitos alimenticios y tips de salud, y ahora está por llevar a cabo una sesiones de respiración en vivo para compartir con sus seguidores.
Instagram: @elcontactosana

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Carla SG (@elcontactosana) el

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS