S.O.S Mujer

Rutina HIIT: ejercicios para que te sumes a esta tendencia fit

Este entrenamiento es una de las formas más elegidas por quienes no tienen tiempo para ir al gimnasio. Consejos y ejercicios para que des tus primeros pasos.

¿Escuchaste hablar de la rutina HIIT? Se trata del entrenamiento realizado en intervalos de alta intensidad (HIIT, por sus siglas en inglés) y, según aseguran los expertos, es una de las formas más efectivas que existen tanto para mejorar la resistencia como para quemar más grasa.

Básicamente, este tipo de práctica consiste en combinar períodos cortos de ejercicio de alta intensidad con descansos breves de recuperación.

El aumento de la circulación y de los niveles de energía, de la fuerza muscular y la quema de calorías incluso después de haber realizado el entrenamiento, son sólo algunos de los beneficios que más se remarcan sobre este tipo de entrenamiento.

Para que puedas sumarte a esta tendencia, te damos algunos consejos y los ejercicios básicos para que des tus primeros pasos. Y como siempre recordá: es muy importante que antes tengas una consulta con un médico.

La previa
Antes de comenzar a entrenar es muy importante que calientes un poco el cuerpo. Podés trotar durante 30 segundos y luego levantar las rodillas a la altura de tu cadera (10 veces con cada pierna). Y cuando termines, no olvides estirar tus músculos. esto es importante para liberar la tensión muscular acumulada tras el esfuerzo y favorece una regeneración más rápida del músculo.

Los ejercicios básicos para esta rutina
Las flexiones: para comenzar, colocá tus manos debajo de tus hombros. Los dedos deben estar separados para tener más base de sustentación. Al momento de hacer la flexión, tenés que intentar rotar las manos hacia fuera (sin moverlas) para producir una rotación externa del hombro sin despegar éstas del suelo. El tronco debe asemejarse a una plancha, desde la cabeza hasta los pies.

Mountain climbers: primero tenés que colocarte boca abajo en el suelo y apoyar las manos con los dedos dirigidos hacia el frente, justo debajo de los hombros. Desde allí, elevá todo el cuerpo para quedar en posición de plancha, con brazos extendidos y palmas en el suelo y puntas de los pies como segundo apoyo. El cuerpo debe quedar en línea recta desde talones a cabeza, para lo cual, es importante mantener el abdomen contraído y no quebrar la cintura, y los brazos deben estar alineados con los hombros. Llevá la rodilla izquierda hacia el codo izquierdo por debajo del cuerpo y, justo cuando regresás la pierna a la posición inicial, realizás el movimiento con la rodilla derecha que debe dirigirse hacia el codo derecho.

La plancha: el truco está en mantener tu cuerpo lo más firme posible con la ayuda de tus antebrazos y las manos, que son los que aguantarán todo tu peso. Para realizarla correctamente, tu cuerpo entero debe estar en línea recta: orejas, hombros, caderas, rodillas y tobillos en la misma línea.

Jumping jacks: este ejercicio se realiza partiendo de la posición de pie. Tenés que tener las piernas juntas y los brazos pegados a la cara lateral de los muslos, a lo largo del cuerpo. Desde esta posición se pasa a realizar un salto para separar las piernas y dar una palmada con los brazos estirados por encima de la cabeza.

Sentadillas: ponete de pie, con el cuerpo recto, los pies separados la distancia de las caderas y el abdomen firme. Bajá los glúteos hasta hacer una sentadilla profunda.

Sentadilla con salto: comenzá en la posición de sentadilla clásica. Luego bajá los glúteos tanto como si hicieras una sentadilla profunda. Cuando llegues abajo, impulsate y saltá, extendiendo los brazos y estirando todo el cuerpo.

Algunas rutinas

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...