S.O.S Mujer

10-10-10, el método para tomar decisiones del que todos hablan

Cómo implementarlo, quién lo creó y cómo puede cambiar nuestra manera de definir situaciones. ¡Te respondemos todo en esta nota!

¿Qué hubiera pasado si seguía en mi anterior trabajo?, ¿Qué tan diferente sería mi vida si hubiese seguido con Juan?, ¿Dejó todo y lanzo mi emprendimiento? Obvio, no tenés la menor idea de las respuestas. Pero las preguntas se repiten una y otra vez, entre arrepentimientos y autocuestionamientos.

La realidad es que, tal vez, si hubieses utilizado la técnica del 10-10-10 tendría, al menos, un puñado de respuestas. ¿De qué se trata? Este programa está pensado justamente para tomar decisiones difíciles y complejas y fue elaborado por la periodista americana especializada en finanzas, Suzy Welch.

Este método está pensado para tomar decisiones difíciles y complejas

El método creado por ella se basa en el análisis minucioso y consciente de las implicancias de nuestras acciones. Esto contempla cómo nos afectará a brevísimo, mediano y largo plazo: básicamente se trata de analizar las consecuencias que tendrá la decisión que tomemos en los próximos diez minutos, diez meses y diez años.

Para esto, tenemos que hacernos tres preguntas fundamentales:

  • ¿Cómo me sentiría en los próximos diez minutos si tomara tal alternativa?
  • ¿Y en diez semanas?
  • ¿Y en diez años?

Así, podremos ver el verdadero alcance de nuestras “encrucijadas” e identificar si es un inconveniente irrelevante o si realmente puede llegar a afectar nuestra vida.

Tomar decisiones puede darnos miedo (¡Y a veces mucho!) y la creadora de este método lo sabe. Justamente, lo puso en práctica en lo que, según afirma, significó una de las decisiones más radicales que tomó en su vida: divorciarse.

Algunos ejemplos

Antes de actuar de modo impulsivo y, como lamentablemente sucede muchas veces, “autoboicotearnos”, la propuesta de Welch es un llamado a elaborar y poner por escrito los escenarios alternativos sobre ese dilema o problema que nos atormenta. Además, según explica la autora, el ejercicio del juego de las perspectivas múltiples nos permite distanciarnos del asunto conflictivo.

Ahora, desde la teoría todo bien pero, ¿en la práctica? Para que veas cómo este método quizás te puede ser de ayuda con esa decisión importante que te desvela, o que quizás no es tan importante como creías, te damos algunos ejemplos:

  • No ir a una fiesta: Si decidís no ir a una fiesta a la que confirmaste asistencia hace 10 días, tal vez te afecte durante los siguientes 10 minutos, pero en 10 meses será cosa del pasado y en 10 años ya ni siquiera vos lo recordarás.
  • Cambiar de trabajo: Por el contrario, si te están ofreciendo un trabajo en otra provincia o país, las consecuencias dentro de los próximos 10 minutos probablemente no serán muy importantes. Sin embargo, si generarán un verdadero cambio en tu vida dentro de 10 meses y 10 años.
  • Renunciar: Tu puesto actual no te llena y no te ves haciendo lo mismo “para siempre”; sabés que sos vos quién puede tomar las riendas de la situación, pero no sabés cómo. Entonces pensá: ¿Qué te aportará renunciar en los próximos 10 minutos después de hacerlo? ¿En los siguientes 10 meses estarás en un nuevo trabajo que te haga feliz? ¿En 10 años verás a tu yo del pasado como alguien que debería haber actuado antes?
  • Romper con tu pareja: ¿Afrontar esta situación y ponerle punto final supondrá un alivio en 10 minutos? ¿Y en diez meses, creés que lo habrás superado? ¿En diez años será una historia del pasado de la que hayas aprendido?
  • Irse a vivir juntos o formalizar: ¿Estás segura de que querés comprometerte con alguien? Si tu respuesta es sí: ¿qué beneficios te aportará en 10 minutos? ¿Y en diez meses, es alguien que se podrá integrar en tu vida y tú en la suya? ¿Y en diez años?

Y vos, ¿en qué situación de tu vida utilizarías este método? ¿Qué decisión importante tenés que tomar y no podés?

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta