S.O.S Mujer

4 consejos para ser una emprendedora exitosa

Muchas veces los principales retos a vencer no vienen del exterior, sino de las propias inseguridades. Consejos para salir a la cancha emprendedora sin miedos.

Desde la búsqueda del financiamiento inicial, hasta acomodar los tiempos laborales con el de los hijos o dar con la persona indicada para llevar adelante una alianza emprendedora. Hoy en día, las mujeres que deciden emprender deben enfrentarse a miles de desafíos. Sin embargo, muchas veces los principales retos a vencer no vienen del exterior, sino de las propias inseguridades que pueden tener en su mente.

“Si hay algo que me encanta de trabajar y hablar con tantas emprendedoras, es ver y escuchar los miles de patrones y sentimientos comunes. No paro de sorprenderme de ver como, muchas veces, la única diferencia entre emprendedoras a las que les va muy bien y las que no tanto, es un tema de actitud y filosofía de trabajo. No de conocimiento, ni talento, ni inversión”, explica Nayla Norryh, estratega y mentora de negocios online.

Entonces, ¿qué podemos hacer para destacarnos en el mundo emprendedor? Te damos algunos consejos básicos -pero esenciales- que toda mujer emprendedora debería tener en cuenta para ganar la batalla contra sus propios miedos.

1. Invertí en tu desarrollo personal
Aprendé a ir más allá de tus propios límites. Cuando tenés el deseo de lograr algo, es porque hay un impulso de crecimiento dentro de vos: hay algo que te llama a salir de tu zona de confort y expandir tus horizontes.

Buscá maneras para crecer y aprender, capacitate para constantemente ser una mejor versión de vos misma. Según explica Agostina Fasanella, Business Coach, existen miles de cursos online y presenciales gratuitos para que puedas capacitarte.


Por ejemplo, La plataforma EDX tiene cursos y certificaciones internacionales en muchas ramas; y el Ministerio de Producción de la Nación tiene Clubes de Emprendedores en varios lugares del país en los que dan charlas, posibilidad de tener un espacio para reunirte, contacto con la comunidad emprendedora local, todo de forma gratuita.

“Tomar cursos no solo te da la posibilidad de profesionalizarte, además te abre a una red de contactos que te puede sumar a nivel estratégico y darte un gran sostén emocional ya que todos están “en la misma” o pasaron por lo mismo que vos”, afirma Fasanella.

2. Organizá tus tiempos
“Generalmente, los primeros tiempos de emprender son de ‘nube con lluvia’ arriba de tu cabeza, tipo dibujito animado”, afirma Fasanella. Por eso, organizarse y saber si lo que estamos haciendo realmente nos apasiona es un punto clave al comienzo del emprendimiento, así como cuando ya está en marcha.

La mayoría de las personas que están en relación de dependencia dice “Cuando tenga mi propio negocio voy a manejar mis tiempos” la realidad muestra luego que cuando emprendés no existen fines de semana, feriados, ni lunes a viernes de 9 a 18 hs. “Por eso, lo más importante a tener en cuenta cuando comenzás es cómo te ves haciendo eso las 24 horas del día. Más que averiguar si la idea es buena y viable lo primero es saber si vos sos viable para esa idea”, agrega la coach.

¿Qué tener en cuenta para organizar tu día? Armá un calendario en el que -por ejemplo- dividas los días de producción, la cantidad de veces al mes que vas a ir a los proveedores (ojo, siempre es un estimativo, porque pueden surgir inconvenientes de último momento), averiguá qué precio tienen tus competidores, evalúa cuánto vale tu tiempo (esto te va a servir para ponerle un precio a tu trabajo), tu mano de obra y si tenés que resignar otros ingresos para llevar adelante tu proyecto.

View this post on Instagram

"Es que no tengo tiempo" es una de las frases que más escucho todas las semanas. Y la verdad es que todavía no conocí ninguna #emprendedora con más de 24 horas por día, pero sí conocí MUCHÍSIMAS que pareciera que el día les rinde por cuatro. Que cuando ves todo lo que son capaces de generar en las horas que le dedican a su emprendimiento, te impresiona demasiado. Pero la diferencia no está en que le dediquen más horas, está en que las usan mejor ✨ . Por eso para mí tener un #plan es taaaaan clave. Porque es una guía que te da #dirección. Para saber, cuando te sentás a trabajar, en qué enfocar esas horas que tenés. Porque una hora bien aprovechada es mucho mejor que cuatro desperdiciadas. Por eso insisto tanto en bajar las prioridades a pasitos minúsculos. Porque si te sentás a "crear un curso online" vas a estar mirando la pantalla durante muchas horas sin hacer absolutamente nada. Porque es INMENSO eso como tarea, con lo cual es imposible de abordar. En cambio, si la tarea que tenés para ese día es "Hacer una encuesta en Instagram para preguntarle a mi audiencia qué temas le interesan para un curso online" es un paso mucho más #concreto y por lo tanto mucho más #claro, que forma parte del GRAN plan que es "crear tu curso online". Por eso, antes de ponerte a hacer sin rumbo, frená unos minutos a escribir cuáles son los grandes planes que querés hacer, cuál vas a hacer primero y ese entonces bajalo a tareas lo más chiquitas que puedas. Para que cada día tengas muy claro qué hacer y le saques así muchísimo más provecho a cada hora que le dediques a tu #emprendimiento ?

A post shared by Nay – Mentora de Marketing (@naylanorryh) on

3. Aprendé a vivir con pendientes
“Creo que si hay un enemigo mortal de los negocios, es la ansiedad. Querer hacer todo ya, todo ahora, todo junto. Porque es cuando no hacemos nada o hacemos todo a medias”, explica Nayla Norryh.

Según cuenta, muchísimas veces escucha angustia extrema por “tener muchas cosas que hacer”, como si la lista de pendientes alguna vez en la vida se fuese a acabar. Porque no se acaba.

La lista de ‘cosas para hacer’ es algo que nos va a acompañar por siempre en nuestro negocio (Nayla Norryh)

Hoy quizás es “hacer la nueva web”, mañana será “crear un curso online” y pasado otra cosa. Y Porque de eso se trata avanzar. Recordalo.

4. Mostrate sin miedo
Otro punto que muchas veces frena el crecimiento es el miedo a mostrarse: el miedo a subir una foto, a mostrar quién está detrás del emprendimiento, a hacer un video o compartir todo eso que sabemos y nos apasiona del mundo de nuestra marca. ¿Te pasó?

“Muchas veces escucho (y yo decía lo mismo): “Es que si me muestro no se va a ver profesional”. Como si hubiese una única definición de lo que es y no es profesional. Como si ser nosotras mismas no fuese profesional. Como si tuviésemos que aparentar que somos una empresa gigante y hablar en plural, para que nadie se de cuenta que en realidad estás sola haciendo todo”, remarca Norryh.

Te invitamos a que pienses al revés: ¿Cómo convertir esa aparente “desventaja” en una gran ventaja? Mostrarte hace tu negocio humano, cercano y real.

Y vos, ¿qué otro consejo sumarías a esta lista? ¿Cuál es tu secreto más efectivo? Compartilo con nuestras lectoras.

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta