S.O.S Mujer

Biodanza, cuando el cuerpo y al alma salen a bailar

La facilitadora (FFT) Natalia Makarovsky cuenta a SOS Mujer cómo esta disciplina nos ayuda a vivir con mayor plenitud y conectar nuestro deseo a través de la música y el movimiento. 

La cuestión sobre qué nos hace felices a las personas fue lo que llevó en los años 60 al educador, psicólogo antropólogo, poeta y pintor chileno Rolando Toro Araneda a buscar respuestas en la música y la danza. En su exploración con el cuerpo y los sonidos descubrió que estas disciplinas artísticas tienen el poder de aumentar la alegría y la vitalidad, despertar amor, deseo e incluso armonizar las relaciones interpersonales.

Su método conocido actualmente como Biodanza, cuyo significado es “danzar la vida”, es una forma de expresión corporal que, a través de ejercicios basados en la música, el movimiento y las situaciones de encuentro en grupo, induce vivencias integradoras.

Biodanza te conecta con la alegría de vivir. Su finalidad es tener una vida más plena y conectada con nuestro deseo. Encontrarnos con quien realmente somos, ya que se trabaja mucho la identidad“, explica la facilitadora en fase de titulación (FFT) argentina Natalia Makarovsky.

Para llegar a este estado de plenitud, conciencia y conexión, es necesario profundizar en cinco Líneas de Vivencia en las que está orientada la Biodanza: vitalidad, sexualidad, creatividad, afectividad y trascendecia.

Cada danza propuesta por Toro, a la que le corresponde una música específica, está orientada hacia una de estas líneas, teniendo en cuenta que la línea de afectividad está siempre presente y es esencial por ser la base de todas las demás. 

¿Por qué practicar Biodanza? 

Toro define la Biodanza como un sistema de

  •  integración humana, porque permite que integrarse a si mismo, a la naturaleza y al universo.
  •  reeducación afectiva, porque amplía nuestra capacidad de vincularnos,  y como un sistema de reaprendizaje de las funciones originarias de la vida, porque nos incita a viviri desde nuestros instintos.
  • renovación orgánica, porque a través de los estados de trance se activan procesos de reparación celular y regulación global de las funciones biológicas, que disminuyen el estrés.

Beneficios

  • Aumenta la seguridad en unx y cultiva la autovaloración
  • Ayuda a conocerse mejor y conectar con el propio deseo
  • Mejora la relación con la propia sexualidad
  • Trabaja la empatía y mejora las relaciones afectivas y el encuentro con el otrx
  • Aumenta la creatividad
  • Amplía la percepción de la realidad
  • Aporta vitalidad y unidad en cuerpo y mente
  • Refuerza el sistema inmune
  • Relaja, brinda buen humor y la alegría
  • Te trae al aquí y ahora

Biodanza para mi es todo. Es mi manera de vivir y de mirar la vida. Gracias a ella me animé a encontrarme conmigo y conocerme más. Hoy trabajo mucho para ser más feliz y tener una vida más plena. Es un proceso hermoso, intenso y de mucha transformación. Y voy a estar siempre agradecida.. porque a las personas que más amo las conocí danzando”, confiesa Nati.

Natalia en una de sus clases de Biodanza. Crédito: Natalia Makarovsky

Natalia en una de sus clases de Biodanza. Crédito: Natalia Makarovsky

La clase

La sesión empieza con los relatos de vivencia de la clase anterior y el proceso de cada unx. Luego, empieza la música, que es muy variada, y está seleccionada para cada danza, para ayudar a despertar y conectar con esa emoción.

Lxs facilitadorxs son quienes arman y coordinan la clase, generalmente es un trabajo en equipo (de a dos) donde unx muestra su posibilidad de danza, a modo de referencia, mientras el otrx musicaliza. Después cada participante danza su posibilidad que es única. Las danzas incluyen todo tipo de movimientos, algunos son más activos y otros más regresivos, y siempre está presente la caricia, la mirada y el abrazo. 

El grupo

Funciona como un factor muy importante porque es el nido que cuida y contiene. En Biodanza se forman lazos muy fuertes y los vínculos cumplen un rol fundamental para que las personas se sientan seguras y confíen. Se trabaja mucho el feedback, la empatía y el cuidado hacia unx y a los demás.  El objetivo es reencontrarse con unx mismx, con el otrx, con lxs otrxs, y con la comunidad desde el amor. Conectar con nuestras emociones más profundas para ser seres más integrados y felices.

Quiénes pueden practicar

Todxs las personas que estén dispuestas a trabajarse y a encontrarse con lxs demás desde el amor, el cuidado y el respeto, son bienvenidxs. No hay límite de edad y no es necesario saber bailar, ya que la danza nace desde la emoción y no tiene coreografía.

Mini Bio

Natalia Makarovsky es redactora publicitaria, creativa, poeta y facilitadora de Biodanza FFT (facilitadora en fase de titulación). Encontrala en Instagram como @nataliamakarovsky y en Facebook como @natalia.makarovsky.

Redactora y actriz. Me encanta escribir sobre medicina y cosmética natural, alimentación consciente, cristales, rituales y plantas. Investigo, estudio, pruebo y comparto. En redes soy @tamarakohen