S.O.S Mujer

Cuidados y deseos que trae la Luna Nueva en Virgo

Mientras termina Agosto, también termina la temporada leonina. Saltamos de un mes donde el drama y la emoción fueron el punto de partida para empezar a entender los cambios que había que hacer para estabilizar los deseos, a un mes en donde la metodología se antepone a cualquier pensamiento: hacer, luego ser. 

 

Entonces, si principalmente lo que estamos recalculando son las “formas” de hacer y actuar, durante la temporada leonina se nos iluminó la lamparita y entendimos concretamente que existe una manera diferente y personal de enfrentarse a los dramas de la vida. Es decir, que para tener algo no alcanza solo con desearlo. Como si nos hubieran puesto un espejo delante nuestro, vimos en hechos concretos que nuestras reacciones y acciones tenían más efecto en nosotras que en el entorno. Algunas podrán habérselo tomado con humor, y a otras les ha costado un poco más enfrentarse a su propia imagen.  Ya no se trata copiar o imitar, ni tampoco de responder a un “bien o mal”. Las formas se encuentran en la esencia de cada persona. Sin combatir o competir, se trata de disfrutar las novedades y de confiar en un “yo”. Finalmente ése es el acto creativo. Júpiter directo ayudó a reunir la confianza necesaria para que las decisiones sean más fluidas, entendiendo la travesía de la vida. Pero también atrajo grandes expectativas un tanto difíciles de asir. No todo está perdido aún…

 

La semana pasada entró Marte en Virgo, activando una energía más metódica y concreta. Luego le siguió Venus, pudiendo acomodar el deseo a un lugar más pequeño y específico. Más tarde el Sol y Mercurio, trajeron luz a un pensamiento más racional, logrando una rutina más eficiente que dio lugar a la tranquilidad. Este viernes ocurre la Luna Nueva en Virgo y como tal abre la puerta a un nuevo ciclo. Virgo es una energía que comprende la importancia de su pequeña participación en la totalidad del Universo. Es decir que percibe un orden mayor operando en la cotidianeidad y sirve a él para permitir el movimiento. La pregunta que coronará esta lunación será: ¿cómo consigo lo que quiero? Si desean demasiado corren el riesgo de anular aquello que puedan atraer Pero si esperan por mucho tiempo también se darán cuenta que han dejado pasar muchas oportunidades delante de ustedes. Se trata de aprender a medir el impulso creativo. Con los planetas un tanto más ordenados ahora es tiempo de poner en práctica las nuevas formas y estilos de vida. Las grandes expectativas ya pueden tocar cierta realidad.

 

Junto a esta Luna Nueva se formará un gran trino de Tierra entre Urano y Saturno. Esta nueva lunación trae consigo deseos de cambio, una puerta abierta a un orden diferente. Cualesquiera que sean los imprevistos serán recibidos con atención y puestos en práctica para mayor audacia. Será fácil cortar con viejas ataduras y lo más difícil será decidir hacerlo. Para eso la energía de Virgo ayuda a limpiar lo que ya no sirve y quedarse con lo que tiene utilidad. Se sorprenderán de la capacidad de cambio que han logrado incorporar desde Mayo hasta ahora. Imagínense que la estructura que han armado ahora puede viajar y expandirse de formas impensadas. Para llegar a aquello que quieren solo deben explorarse un poco más. 

Para Géminis, Libra y Acuario estos cambios tendrán que ver con el aspecto emocional y la estructura interna para preservarse. Para Aries, Leo y Sagitario el aspecto material será el más afectado. Prestar atención en la metodología de trabajo. Para Tauro, Virgo y Capricornio estos cambios y comienzos tienen que ver con la forma de poder expresarse. Tendrán nuevos romances, ideas alocadas, proyectos de hijos quizás. Para Cáncer, Escorpio y Piscis esta lunación hará hincapié en la forma de relacionarse con otras personas. Aprender a medir los vínculos y a entablar amistades más desapegadas.

Astróloga egresada de Casa XI. Lectura de Carta Natal y Revolución Solar. Seguimiento a través de tránsitos y ciclos.