S.O.S Mujer

Guía foodie de invierno

¡Llega el frío y se sale igual! A dónde ir a comer y qué probar para combatir el frío a puro disfrute.

Si hablamos de clásicos de clásicos para pasar el invierno comiendo cosas ricas ¡diganme por favor que no soy la única que piensa en una caja repleta de chocolates y bombones! Si estamos en Mendoza y quieren (literalmente) tocar el cielo con el paladar una parada obligada es Bianco & Nero, un emprendimiento familiar que ya tiene casi 30 años y ocho sucursales distribuidas en puntos estratégicos de la provincia. Ya lo dijo Forest Gump: “la vida es una caja llena de bombones” y ahí encontrarán más de 220 variedades de chocolates, bombones, tabletas de chocolate, trufas, petit fours, chocolate en rama y alfajores. Atenti que además de las tortas, tartas y helados ¡todos los panificados son elaborados a partir de masa madre, es decir, con levaduras naturales, sin aditivos ni conservantes! Una panera de ahí es una verdadera obra de arte. 

Si dejamos de lado (al menos por un rato) los dulces sabores, frío y pastas son un maridaje imbatible del invierno. Si además de deleitarnos con la propuesta gastronómica queremos descubrir un lugar histórico, Puerta del Inca es la mejor opción. Enclavado en el corazón de San Telmo, presenta una carta donde se destacan los sabores típicos de la gastronomía peruana. Más allá que uno los pueda relacionar con sabores más frescos como los ceviches o las causas ¡hay platos ideales para pasar el invierno chupándonos los dedos! Para los fanáticos del team pastas cita obligada son los ravioles negros de salmón ahumado con crema de cognac y langostinos (¡con perfume de tomillo!). ¡Ojo que el plato quema, y mucho! Pero nada mejor que ver salir el humito de nuestro plato en pleno invierno. Si preferimos una opción que incluya carne, sin lugar a dudas el risotto de lomo con salsa huancaina (protagonizada por ají amarillo y famosa por bautizar las clásicas papas peruanas) es la opción ideal. 

Ahora vamos a dejar de lado los clásicos para recorrer algunos mitos de la gastronomía y el invierno. ¿Quién dijo que los pescados son la mejor opción solamente en verano? Quien dijo eso es porque nunca en su vida tuvo el placer de saborear la cocina vietnamita. En el palermitano Green Bamboo con el curry de pescado (o mon ca ri) levantarán la temperatura corporal en una sola bocanada. Langostinos, mariscos y leche de coco serán el pasaje a un viaje de sabores inigualables. Imperdible es el postre trai surprise que como su nombre lo indica realmente me dejó no solo sorprendida sino boquiabierta. Sobre todo porque no soy tan fanática de los postres. Pero este les juro que escaló en el top 5 de los mejores postres del año. Una crepe de mango con salsa de naranja y helado de coco. Se describe bien simple, pero vale la alegría pedirlo y cerrar una comida con esos sabores. 

¿Sabían que también se pueden hacer deliciosas sopas a base de pescado ideales para combatir el frío? Desde el corazón de la Patagonia, en Cipolletti Río Negro, Del Sur Espacio by Carlo Puricelli propone un sucket de pescado y mariscos en el que además tendremos papa en cubos, caldo de langostinos y pescado, pulpitos cocidos y mejillones. El touch del ajo (¡siempre el ajo suma mil puntos a una receta cuando está bien hecho!) en el proceso de dorado de los langostinos dará un toque sensacional al plato. 

 

Volviendo a lo mitos de la cocina y las estaciones del año, el sushi es bienvenido siempre ya que las piezas calientes, rebozadas y fritas son de lo mejor que nos puede pasar cuando estamos antojadas de sushi. SushiClub tiene el futurama roll que está relleno de langostinos rebozados y queso crema, todo rebozado con panko, frito y bañado con salsa de miel y mostaza. ¡Levante la mano quién quiere pedir una docena! Una versión un tanto más fresca es el ceviche roll con salmón, pescado blanco y verduras marinadas en cilantro y picante por dentro, salmón rosado por fuera, todo rebozado con panko, frito y terminado con guacamole de palta por encima. ¿Quieren una bomba de sabor? Pidan literalmente las boom que son finos cortes de salmón en combinación con queso crema todo cubierto en masa de tempura. Lo mejor de estas propuestas es que la pueden encontrar en todo CABA y GBA como en Bahía Blanca, Córdoba, Mendoza, Mar del Plata, Neuquén, Rosario y San Juan. 

Para los paladares en busca de nuevos sabores Fleur de sel, un exclusivo restaurante francés ubicado en Belgrano, se distingue por tener una cocina que respeta profundamente el producto. La carta ofrece exclusivos manjares de la cocina auténtica francesa, aprovechando los mejores productos de estación, como hongos de pino, uva fresca, ananá e higos. ¿La perlita de la carta? Sin lugar a dudas el magret de pato, con batata, zanahoria y salsa de naranja. 

Siguiendo este concepto de cocina de estación, en San Isidro Alo’s bistró propone una “cocina de raíz” protagonizada por vegetales de estación y carnes salvajes. Este invierno para celebrar los 5 años del restaurante presentan reversiones de los platos que les llenaron el alma cocinar a lo largo de su vida. Uno de los clásicos es el conejo a la cacerola que presenta las diferentes piezas del conejo -tanto confitadas, braseadas y al horno-, junto con el caldo de conejo, crema de ajos y almendras, y vegetales de estación como papa, zanahoria y puerro. ¡Les recomiendo reservar mesa en la barra para aprovechar la vista en la cocina abierta, porque tendrán servida en bandeja una clase magistral de cocina y emplatado!

Ahora sí, ¡a abrigarse y a salir a comer! ¡El frío no nos detendrá! Y recuerden siempre que la mejor forma de pasar el invierno es comiendo cosas ricas. 

 

Periodista y sommelier. Escribe en medios de la Argentina, Chile, Paraguay y España. #mapadelvino #melocontounasommelier. En redes: @marianagiljuncal