S.O.S Mujer

La fiebre de los helados gourmet: conocé las coordenadas

Este verano salí de la zona del confort de los sabores que siempre elegís y animate a descubrir las tendencias del mundo del helado.

Argentina es uno de los países del mundo en los que el helado se consume todo el año y en donde las heladerías no cierran nunca. Claro que el verano es el momento de temporada super alta en donde quienes no son tan fanáticas del helado lo suman de postre o para refrescar un paseo ya que sabemos que vamos a encontrar una heladería estemos donde estemos.

Más allá que hay sabores que suelen estar en el top 5 de los más pedidos (¡no importa en qué momento del año estemos el dulce de leche siempre es el más pedido!) las heladerías artesanales, se las ingenian para crear nuevos placeres vanguardistas.

  1. Con más de 80 años en la tradición la Heladería Scannapieco (Av. Alvarez Thomas 10, CABA) elabora sabores super tradicionales y aunque se definen como bastante conservadores también se animan a la innovación pero siempre de la mano de los clásicos como el dulce de leche o el chocolate. 

La estrella gourmet es el chocolate Scannapieco (que suma a la crema la presencia de dulce de leche, merengue italiano y castañas en almíbar). Para contrarrestar tanta dulzura en la boca también tienen el limón Ravello (en honor al pueblo encantador de la costa Amalfitana, en la provincia de Salerno) con menta y jengibre. Pero volviendo a lo clásico está el dulce de leche Astor, en honor a Astor Piazzolla (ya que su esposa solía visitar la heladería muy a menudo) que es una crema con crocantes granos de café recubiertos en chocolate. Recientemente presentaron el dulce de leche ahumado y picante que es una locura total. ¡Ideal para paladares con ganas de probar cosas distintas!

2. También con acento italiano, desde Mar del Plata y con casi 50 años de historia, Helados Italia (El Salvador 4795, CABA) tiene muchas combinaciones de sabores originales que fueron creando a través de los años los fundadores de la heladería. Aunque su especialidad es el super sambayón y los cannoli (los tubitos de masa rellenos de helado, típicos de Sicilia) no se quedan atrás en la incursión de los sabores exóticos como el chocolate calabrés, que es un helado de chocolate semi amargo con pasas al rhum, almendras y maní o el chocolate de la nonna que tiene una refrescante salsa de frutos silvestres y almendras bañadas en chocolate.

Si seguimos en el sendero del chocolate pero lo cambiamos de color, el San Miquele es ideal para las amantes de lo dulce, bien dulce, ya que es un helado de chocolate blanco con coco rallado y almendras acarameladas. Y como no podía ser de otra forma claro que tienen la crema Italia, con base de helado de crema de vainilla con dulce de leche repostero, ciruelas y nueces. Hay que probar para creer ¡como dice su slogan! 

3.  Ya dejando de lado todo lo clásico y con una visión casi diría revolucionaria Antiche-Tentazioni (Honduras 4770, CABA) suma todas las semanas y por solo 7 días una nueva tentación (o sabor). Para ellos más que innovación es casi una costumbre típica del heladero tradicional italiano, que todos los días trata de dar a sus clientes valor agregado en términos de calidad y variedad.  Así, todos los principios de mes trabajan cuatro ideas de sabores para tener el tiempo necesario para comunicarlos ¡y que nadie se quede sin probarlos! Algunas de las tentazioni más raras que presentaron fueron el helado de palta al Malbec o el helado de queso con aceto balsámico. Pero no todo puede ser muy pero muy gourmet, ya que en general -confiesan- no son los sabores que serán aplaudidos por la mayoría del público. Por eso este verano las tentazioni seguirán la tendencia mundial de la  coctelería. ¡Así que tendrán helado de pomelo con Campari, helado de pepino con vino espumante o helado de vino blanco con melón! Para la temporada de invierno se vendrán  a full con los helados chocolates con matices agridulces. Nos cuentan que los maestros heladeros ya están haciendo pruebas con helados de chocolates que tengan un dejo salado y con algunas cremas heladas que combinen la nota picante. Bien extreme se viene la cosa que hasta se animarán a jugar con las tonalidades del helado de chocolate (¡de hecho ellos tienen un helado de chocolate que es casi negro!). Así que las fanáticas de los helados bien vivaces les cuento que se viene ¡el helado de chocolate color rojo

Y recuerden que si quieren que una tentazioni se suma al staff ¡hay que pedirla a lo loco! Hasta el momento solo tres sabores que fueron creados para estar solo una semana se han quedado para siempre en la heladería: el helado Kinder (fusión de chocolate blanco y negro), el chocolate rialto (helado de chocolate con dulce de leche y toppings de chocolate blanco y negro y caramelo y nutella) y la crema Michelangelo (con base de americana con frutos del bosque y granizado de chocolate).

4. Un lugar divino y con una propuesta ideal para las amantes no solo del helado sino de los postres helados es Finde Heladería (Ravignani 1949, CABA). Bajo los colores pastel, con preponderancia del rosa y una estética de los años 80, se presentan los veinticuatro sabores que ofrecen cada día. Son muchos más los sabores que tienen en carta, pero como son elaborados de manera artesanal, rotan cada día y se exponen en cuanto salen de la máquina de helados. Algunos de los que hay que probar si buscamos sabores un tanto exóticos son la gianduia que es una exquisita crema de avellanas con nutella casero (¡no apta para paladares que se empalaguen rápido!), el flat white que es helado de café con leche o la crema de peanut butter (o mantequilla de maní). Claro que acá también hay un sabor con el nombre de la heladería pero vale aclarar que el chocolate Finde no siempre se presenta con los mismos toppings: una semana puede tener galletitas, otra merengue… ¡Así que habrá que probarlo cada vez que se visite la heladería!

Y no me quiero olvidar que lo distinto y novedoso de Finde es que además de tomar helado hay una carta con una propuesta de postres helados. Algunos de los que van a poder encontrar son el Postre Oreo –galletita oreo casera, con helado de crema americana y crema Oreo–, Finde Cookie –cookie tibia de vainilla con chips de chocolate, helado de crema y vauquita casera–, Key Lime Pie –torta de lima sobre crocante de galletas ¡sale con merengue sopleteado!– y la Pavlova –capas de merengue, frutillas, crema, dulce de leche y helado– .

5) Para el final dejamos la propuesta de Delemont Heladería porque en el oeste está el agite y también la innovación en helados. Con la fábrica en Ramos Mejía abastecen los locales de Parque Chacabuco y Lanús en donde alguna vez han tenido sabores fuera de lo tradicional como el helado de duraznos asado a la crema con crocante de chocolate y -para las fiestas siempre tienen- helado de lemon champ o crema irlandesa. ¡Tomen nota que muchas veces no tienen en exposición los sabores gourmet pero los tienen en fábrica! Así que las que tengan ganas de innovar pueden pedir el helado de  roquefort con nueces (el clásico de ellos en materia de innovación), helado de olivas negras o helado de tomate. Estos sabores quedan buenísimos -sobre todo para las amantes de los sabores agridulces- para condimentar ensaladas o pescados.

Además las que tengan ganas de armar un trago de autor protagonizado con helado pueden pedir el helado de pepino para refrescarse una tarde pileta o balcón.

¿Qué necesitamos?

– 200 g de helado de pepino

– 100 cc de jugo de limón

– 50 cc de licor de menta

– Hielo

Colocar todo en la batidora para mezclarlo bien y servirlo en una copa previamente enfriada en el freezer y ¡a disfrutar! 

 

Periodista y sommelier. Escribe en medios de la Argentina, Chile, Paraguay y España. #mapadelvino #melocontounasommelier. En redes: @marianagiljuncal