S.O.S Mujer

¿Por qué la monogamia está “en crisis”?

Hablamos con la psicóloga y sexóloga Mariana Kersz para conocer más sobre este tipo de relación que cada vez es más cuestionado por los Millennials y Centennials. Las claves para quienes quieren explorar más allá de la monogamia.

Según revela una investigación en Estados Unidos, los jóvenes menores de 30 años de edad son los más susceptibles para probar la no monogamia: tan sólo el 51% dijo que su relación ideal es completamente monógama, lo que deja el 49% restante con la idea de intentar algo más.

Pero más allá de estos números, la realidad es que cada vez más jóvenes se preguntan si la monogamia es la única forma en la que se puede tener una relación sentimental con otra persona. Con la confianza, la honestidad y -obviamente- el consentimiento mutuo como pilares fundamentales, se animan a ver -e ir- más allá de la monogamia.

Para adentrarnos más en este mundo y entender un poco más, la psicóloga, sexóloga y directora de Clínica De Parejas Mariana Kersz, nos explica que la monogamia es el tipo de relación que se establece entre dos personas, en la que se entabla un vínculo de exclusividad tanto afectiva como sexual, económica y familiar. “Dentro de la monogamia se considera engaño al sostener relaciones extramatrimoniales o por fuera de la pareja, porque la base monógama está constituida en la fidelidad hacia una sola persona”.

– ¿Sentís que el último tiempo la monogamia está en un debate continuo? 
– La monogamia está basada en la premisa del amor romántico, el amor “para toda la vida” que fue creado cuando la esperanza de vida no superaba los 30 años, y tiene un gran sentimiento de seguridad que el estar con una sola persona genera, pero a la vez contaminada por los celos y la posesividad. Pienso que la monogamia como paradigma, como forma de pensar, no necesariamente está en caída, pero sí está en crisis como único modelo posible de amor.

La monogamia está basada en la premisa del amor romántico, la del amor ‘para toda la vida’

– ¿Y ahí es donde empienzan a aparecer términos como el poliamor, tan mencionado durante el último tiempo?
– Estamos empezando a conocer otro tipo de relaciones, que probablemente existieron desde el inicio de los tiempos pero que hoy nombramos como Poliamor y/o relaciones abiertas. Para esto, muchos de nosotros tenemos que revisar nuestros propios prejuicios en relación a las diferentes modalidades vinculares para poder entender y resignificar el amor tal como lo conocíamos por generaciones. El conocer y entender cómo funcionan otros modelos de amor da la posibilidad de elegir sin tener una opción monopólica como ha sido hasta ahora la monogamia, sino que abre un abanico de alternativas y opciones para quienes no se sienten a gusto teniendo una relación de exclusividad con una única persona y pueden dar lugar a otro tipo de vínculo que los satisfaga.

– ¿Quiénes son más abiertos al poliamor o al Swinging, por ejemplo? ¿Los más jóvenes?
– Las generaciones más jóvenes están mucho más cercanas al concepto de relaciones abiertas y poliamor. Aunque parecen similares, ambos conceptos tienen diferencias notables. Por su parte, el poliamor tiene que ver con relaciones sexoafectivas, emocionalmente comprometidas con más de una persona. Y en el caso de las relaciones abiertas tiene que ver únicamente con la posibilidad de mantener relaciones sexuales por fuera de la relación, sin un compromiso afectivo. Hemos sido criados bajo el paradigma del amor único, de la monogamia como posibilidad finita de amor hacia una misma persona y en paralelo: amar a una sola persona por cada relación. La nueva generación de millennials y centennials interpela la omnipresencia de este modelo como único posible y lo cuestiona, generando nuevos pensamientos, posibilidades y oportunidades en las relaciones y el amor, abriendo las chances de amar y ser amado por más de una persona a la vez, o de tener relaciones sexuales con múltiples personas aun estando en una relación estable como base.

La monogamia como paradigma, como forma de pensar, no necesariamente está en caída, pero sí está en crisis como único modelo posible de amor

– ¿Qué consejos darías para quienes quieren explorar más allá de la monogamia?
– En casos donde alguno de los dos integrantes de una pareja decida abrir la relación y flexibilizarla, lo ideal es mantener una comunicación abierta al respecto, dialogar respecto a las inquietudes que genera el abrir la pareja, explorar más allá de la monogamia, mantener en diálogo las necesidades y deseos de cada uno, las expectativas, pero también conversar respecto a los límites. Las parejas más felices no son las que se eligen una vez y para siempre, sino las que se reeligen significativamente desde un lugar mucho más consciente y en proceso de deconstrucción permanente, entendiendo de sí mismos defectos y errores para transformarlos en nuevas fortalezas y posibilidades para el vínculo.

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta