S.O.S Mujer

¿Qué le pasa al cuerpo cuando “salteamos” comidas?

Las nutricionistas detrás de la cuenta @Real_Nutrición nos explican porqué no saltear comidas, sobre todo la merienda, es la regla de oro a la hora de hacer dieta. Consejos para no caer en este mal hábito.

Si bien es claro que si nos salteamos alguna comida, sobre todo la merienda, vamos a sentir más hambre durante la cena y esto provoca que comamos de forma voraz, también es real que es todo un desafío poder concretar una merienda saludable con el ritmo de vida que llevamos. “Pero tenemos que ser conscientes de que esta elección es vital”, advierten las nutricionistas María José Villanueva y Florencia Brunello de @Real_Nutrición.

Básicamente, el no saltear comidas colabora a fraccionarlas en un orden lógico para no comer con hambre en ningún momento del día y no caer en un exceso de comida en la cena. Según explican, esta elección toma mayor relevancia sobre todo si estamos queriendo cambiar hábitos y más aún si estamos proponiéndonos un descenso de peso.

“Es beneficioso tener una rutina de horarios porque, de lo contrario, nuestro cuerpo se descompagina hormonal y emocionalmente”, afirman, pero aclaran: “Con esto no nos referimos a merendar siempre en la misma hora, pero si a hacerla todos los días. Lo que no debería suceder es que estemos desde el almuerzo hasta la cena sin comer (ayuno prolongado) o picoteando alimentos no nutritivos (esto colabora con el aumento de masa grasa y más cansancio)”.

Es beneficioso tener una rutina de horarios porque, de lo contrario, nuestro cuerpo se descompagina hormonal y emocionalmente

A largo plazo, este comportamiento “nos cuesta muy caro porque las deudas de hambre se van a terminar pagando con comida”, en algún otro momento del día o la semana.

Estos son algunos beneficios de hacer la merienda:

  • Mantener los niveles de glucosa estables.
  • Permitir que nuestro metabolismo funcione de forma correcta.
  • Disminuir la ansiedad.
  • Evitar el picoteo.
  • Mantener nuestros kilos de masa muscular (con dietas extremas, o de hambre los kg de masa muscular suelen perderse de forma abrupta, en cambio teniendo rutina de horarios y comidas saludables logramos preservar esta masa muscular).
  • Nos ayuda a regularizar el colesterol en sangre.

View this post on Instagram

. Esta merienda y este solcito en el balcón del consultorio? ¿qué más podemos pedir??? •Agradezcan esos pequeños momentos que nos da el día para bajar un cambio, respirar y disfrutar•??‍♀️✨ ☝?En este caso merienda compartida, tenemos: ✔️una manzana ?. Que este cortada nos ayuda a incorporarla de forma más fácil. Tener la fruta entera en un recipiente muchas veces no ayuda porque puede dar fiaca, puede parecernos no práctico y quizás terminamos cayendo en otra cosa que no suma mucho • ✔️2 tostadas de pan integral con jamón y queso. Esta combinación aporta hidratos y proteínas y es una excelente opción para un pre entrenamiento⛹?‍♂️ y para no llegar con hambre a la cena?? . ¿Ustedes, paran a merendar o es algo que sigue costando??¿Ponen de excusa la falta de tiempo? ¿Están a las corridas???‍♂️? Cuéntenos así podemos ayudarlos! ??Daleeee que ya llega el finde!!!! . . . . ?Turnos??Pilar-Caballito-Hurlingham:?1165393989 ? Turnos??Palermo-San Isidro:? 1168233472 . . . . . #esrealquepodemos #meriendasaludable #entrenamiento #nutricion #habitos #alimentos

A post shared by Real Nutrición (@real_nutricion) on

En ese sentido, las nutricionistas remarcan que lo ideal es combinar al menos 2 de los 3 macronutrientes que existen (hidratos de carbono, proteínas y grasas). Y nos brindan algunos ejemplos que siempre contemplan una infusión a elección más:

Tostadas de pan integral (son una fuente de almidón: hidratos de carbono complejos de absorción lenta) + queso untable o queso fresco (proteína) o + palta (grasas saludables)
Granola (hidratos de carbono más fibra, idealmente sin azúcar agregada) + yogur descremado (proteína)
Panqueques de avena con claras de huevo (almidón y proteína) + queso untable descremado
Fruta fresca (fibra, vitaminas minerales y azúcar simple) + frutos secos (grasas saludables)
Huevos revueltos (proteína) + frutos secos (grasas)

Ya sabés: no importa si cumplís con esta comida en el auto, en el trabajo, en casa o en un café, lo importante es no saltearla. “La merienda es una de las cuatro comidas principales que necesita nuestro organismo para funcionar de manera correcta, no la salteen. Esta es LA clave y el momento bisagra del día”, remarcan.

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta