S.O.S Mujer

¿Te animás al Tickling?

Te contamos todos los secretos de esta técnica erótica que se popularizó en los últimos tiempos y que coloca a la “previa” como gran protagonista.

“Cosquillas eróticas”. Así es como se puede resumir qué es exactamente el Tickling, una técnica de la que se habla cada vez más.

Básicamente, la técnica propone hacer reír a la pareja mediante cosquillas eróticas en las zonas sexuales, lo que ayudaría a excitarse en la clásica previa ya que las cosquillas son responsables de hacernos liberar endorfinas, la llamada “hormona de la felicidad”.

Además, la risa está íntimamente relacionada con las áreas del cerebro que se vinculan al goce y el placer. De esta manera, se reactiva de inmediato el deseo en las mujeres. ¿Sí se puede llegar al orgasmo por medio de esta técnica? Algunos afirman que sí…

¿Cómo practicarlo?
El primer punto es tener en cuenta es que las cosquillas pueden hacerse en todo el cuerpo, pero no siempre con el mismo resultado. Por esto, la técnica invita a conocer y explorar las partes donde la pareja se estimula más hasta descubrir su propio “punto débil”, algo que también puede ser una parte esencial del juego.

El área del cuello, detrás de las orejas y las ingles se encuentran entre las zonas más clásicas. Sin embargo, los pezones, por su alta sensibilidad, suelen ser los protagonistas principales.

Otra de las recomendaciones para aplicar esta técnica es no sólo usar las manos sino también sumar plumas, e incluso, plumeros. Estos elementos sirven para provocar al otro de una forma más suave y erótica.

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS